Prensa

Cómo será el mercado después de la cuarentena

14/04/2020 | Javier Rius, gerente general de Ayres Desarrollos, sostiene que los nuevos emprendimientos estarán destinados a un segmento alto.

Con más de 20 años de experiencia, Ayres Desarrollos atravesó las distintas crisis económicas del país y supo sobreponerse a ellas; la pandemia de coronavirus le planteó un nuevo desafío a esta, una de las firmas más reconocidas en el mercado d e urbanizaciones. Desde su fundación hasta ahora, Ayres fue diversificando su cartera de productos y zonas de influencia para alcanzar a nuevos públicos. Javier Rius, gerente general de esta desarrolladora, cuenta sus expectativas para `el día después` de la cuarentena.

– ¿Qué cosas puntuales van a cambiar en el sector?
– Una de las cosas más significativas será la forma de trabajar. Entiendo y veo que en estos momentos se está haciendo teletrabajo y usando muchas herramientas de comunicación que antes no se usaban. Eso creo que va a llevar a que haya más trabajo remoto y que la gente pueda hacerlo desde sus hogares, por ende, las casas las van a adquirir donde les guste vivir y no por la distancia al punto de trabajo. En ese sentido, habrá mucha migración de Capital Federal a los alrededores, buscando vida libre, naturaleza, sobre todo de gente joven que quiere criar a sus hijos en hábitats más amigables.

– ¿Cómo haría para convencer a un inversor o consumidor final de invertir hoy en real estate?
– El inversor va a estar más expectante o retraído porque tendrá mucho más tiempo para comparar. Creo que seleccionará productos que tengan buena habitabilidad, con mayor calidad, y en el caso de las obras, que provengan de desarrolladores con respaldo para que puedan terminar sus proyectos.

– Herramientas como el CEDIN, ¿podrían favorecer al sector? ¿Qué otros elementos podrían ayudarlo?
– El CEDIN podría dinamizar el sector para gente que haga repatriación de capitales y otra herramienta podría ser el crédito. Además, políticas impositivas como la baja de impuestos a los desarrolladores que tengan productos terminados, como por ejemplo, no cobrarles los impuestos municipales , ABL, Rentas, etc, en los productos que aún no se vendieron, podrían ayudar. Por lo menos por un tiempo determinado.

– ¿Cómo cree que serán los proyectos en cuanto al cambio en el modo de habitar?
– Creo que los arquitectos y desarrolladores tendremos que aprender a crear edificios preparados para trabajar desde la laptop o celulares, con lo que deberemos estar listos para diseñar otros ambientes, otros esquemas, tal vez otros tamaños y, obviamente, otras comodidades. Debería tenerse en cuenta la mayor utilización de tabiques móviles, balcones más grandes, lugares para dejar la ropa y zapatos ni bien entramos a nuestras casas, despensas de cocina más generosas para poder prever situaciones de aislamiento como esta que estamos atravesando. En lo que respecta a espacios comunes, deberemos replantearnos convertirlos en espacios mucho más productivos e intentar transformar cualquier espacio verde en una potencial área de actividad, recreativa y para el trabajo, teniendo premisas nuevas como distancias entre asientos, entre subespacios, entre equipamientos, etc.

– ¿Cómo es el público al que probablemente se dirijan los desarrolladores con sus nuevos proyectos?
– La mayor parte de las construcciones van a estar enfocadas en un segmento ABC1 alto, e inversores en pozo que buscan una plusvalía en la finalización de la obra; o que lo adquieren para renta.

AYRES VILA. La desarrolladora propone un lifestyle center en Pilar.