Novedades

Alcanzamos una nueva marca

Ayres Desarrollos: 15 años de trayectoria

03Nuestra historia comenzó hace más de quince años, cuando abrimos las puertas de Ayres de Pilar por primera vez. En aquel entonces, Pilar era una ciudad de campo, y no habían desarrollos inmobiliarios de importancia. Fuimos pioneros, y a partir de allí, comenzamos, proyecto tras proyecto, a construir nuestra propia marca.

Desarrollar nuestra propia historia.

Desarrollar, en el mercado inmobiliario, tiene mucho de soñar. De imaginar un espacio a futuro, con niños y familias disfrutando de una mejor calidad de vida. Así comenzó nuestra historia, que hoy lleva más de 15 años operando de manera ininterrumpida en el sector del Real Estate.

Ayres de Pilar: el barrio privado

Comenzamos con Ayres de Pilar, conocido por muchos como «el barrio privado» de la zona norte. Ya antes habíamos incursionado en un emprendimiento inmobiliario sobre la calle Gurruchaga, en Palermo, pero ahora el desafío era desarrollar un proyecto nuevo, en Pilar, una tierra para muchos desconocida. Hicimos el barrio en base a tres de nuestros pilares más importantes:

  • Compromiso, con el cliente, el desarrollo y la calidad.
  • Innovación, buscando interpretar, de la manera más original, las necesidades de nuestro cliente.
  • Calidad, tanto en el diseño, como en el equipo. Calidad de materiales, calidad de arquitectura, calidad humana.

Ayres de Pilar fue un éxito, con clientes que compraban su propio terreno y los dos lindantes a ambos lados, en distintas comunidades, todas organizadas alrededor de un parque central. Hoy cuenta con 860 lotes, dos Club Houses, (uno deportivo y otro social), canchas de tenis y de fútbol, pileta con solárium y sector diferenciado para niños, amplios boulevares y un diseño paisajístico único en su categoría. Su acceso directo desde Panamericana nos permitió satisfacer la demanda de seguridad que buscaban nuestros clientes en un desarrollo de excelencia.

Nuevos desarrollos, nuevos desafíos

Tras el éxito de Ayres de Pilar se sumaron otros emprendimientos, como Ayres Chico, en 2006, en la nueva calle Uruguay, que ofrece casas y departamentos en una locación que se ha desarrollado muchísimo en los últimos años. Ayres de San Isidro (2007)es un complejo de tres torres, en Cosme Beccar y Roque Sáenz Peña, y es hoy uno de los emprendimientos con mejores amenities de todo San Isidro: pileta, sauna, gimnasio con vista panorámica al Río de la Plata, Salón de Usos Múltiples, seguridad las 24 horas, cocheras subterráneas y todo a dos cuadras del CASI y menos de siete de la Catedral.

Terrazas de Ayres (2008), un desarrollo de departamentos con jardín y amplias terrazas (de donde toma su nombre) fue el primer emprendimiento dentro de Ayres Vila, primer lifestyle center de la Argentina. ¿Qué es un «lifestyle center»? Un espacio urbano donde vivir, trabajar y disfrutar, y hoy representa un punto geográfico e icónico dentro del tejido urbano de Pilar, polo gastronómico y de negocios, también desarrollado por Ayres en ese 2008.

En el año 2010 desarrollamos LOFT en Ayres Vila, también dentro de Ayres Vila. Un producto innovador, de gran repercusión en el público, que demandó una segunda etapa, también vendida en su totalidad. En el sector de negocios de Ayres Vila -punto elegido por grandes marcas como Kansas Bra & Grill, por ejemplo-  se encuentra Skyglass, uno de los edificios de oficinas corporativas más importantes de Pilar y ahora Sjyglass 2 (2013), que fue uno de los emprendimientos más exitosos de su tipo.

En desarrollos urbanos, Ayres Plaza, de 2011, representa un barrio privado con todos los atributos de nuestra marca: locación -tiene acceso directo desde Panamericana, en el Km 47- calidad, diseño e innovación. Actualmente funcionando, con más de 20 casas en construcción, ofrece terrenos de 600 m2 promedio a familias que disfrutan cada vez más del contacto con la naturaleza.

Seguir creciendo

Cuando miramos hacia atrás, en estos quince años, vemos que hemos pasado por momentos difíciles, como sucedió con muchos argentinos en 2001 y 2008, pero seguimos apostando a productos de calidad, seguimos mirando hacia adelante.